Muy temático, muy decorativo. Llama la atención y, además, sabe de sobra el arte difícil de ilusión óptica. Un fotomural original será un medio perfecto para subrayar el carácter de cualquier gimnasio: el profesional y el casero, privado. Además, te motivará a un trabajo regular para mejorar tu forma, cada vez más satisfactoria.